Estas historias están pensadas para que se contemplen como objetos tridimensionales. el juego consiste en dar vida a los planos de color que hasta ese momentos eran bidimensionales. siempre me ha gustado romper los formatos, y cuando retomé trabajos que ya tenía pensé en darles otra nueva visión, y por lo tanto otra lectura diferente.  

La materialización de casi todas ellas son cajas de madera de diferentes tamaños  (largo, ancho y fondo). Son trabajos pintados tanto con óleo, como acrílico, y completados por todas las caras del cubo.

Son piezas únicas y firmadas

Lugares pintados
Se acaba el verano
En los lugares de Aymará
El tiempo lento
Sueños rotos
Érase un hombre pegado a los libros
Los personajes salen de los libros
Cuentos de invierno
Ir al contenido